PODER

Buenavista del Cobre incurrió en 55 irregularidades y obtuvo beneficios económicos por ello: PROFEPA

Public Health Risks in ChedrauiSeptiembre 2015

INFORME DE INVESTIGACIÓN

 

Buenavista del Cobre incurrió en 55 irregularidades y obtuvo beneficios económicos por ello: PROFEPA

PODER hace entrega del informe de investigación “Análisis de incumplimientos de la normatividad ambiental por parte de Buenavista del Cobre, S.A. de C.V.” a los Comités de Cuenca Río Sonora donde se detalla -a partir de información pública- todas las negligencias cometidas por la subsidiaria del Grupo México en la gestión de la mina de Cananea causante de los derrames de agosto de 2014.

 

 

La PROFEPA afirma que la minera Buenavista del Cobre incurrió en 55 irregularidades, ha sido negligente y obtuvo beneficios económicos derivados de disminuir sus costos por evadir el cumplimiento de las normas ambientales en materia de manejo de lixiviados, residuos peligrosos y de control de las emisiones contaminantes a la atmósfera.

Toda esta información está detallada en el informe de investigación “Análisis de incumplimientos de la normatividad ambiental por parte de Buenavista del Cobre, S.A. de C.V.” que el Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación (PODER) entregó a los Comités de Cuenca Río Sonora durante su asamblea el pasado 18 de septiembre de 2015.
Estos informes son una continuación del trabajo conjunto de PODER y los Comités de Cuenca Río Sonora. A partir de otros informes generados conjuntamente, los Comités de Cuenca Río Sonora presentaron seis amparos exigiendo que las autoridades garanticen su participación en los planes de remediación del derrame, que las mineras respeten el medioambiente y hacer que Buenavista del Cobre y el Gobierno Federal reparen el daño de forma integral.

El informe se ha basado en el análisis de documentación de PROFEPA que fue obtenida a través de solicitudes de acceso a la información. Los números de folio de esos expedientes son: PFPA/32.2/2C.27.1/151-14, PFPA/3.2/2C.27.5/00003-14, PFPA/3.2/2C.27.1/00018-14, PFPA/3.2/2C.27.1/00019-14 y PFPA03.2/2C27.1/0018/15/0001. Algunos de los puntos más destacados son:

-Los ríos Sonora y Bacánuchi están severamente contaminados. A raíz del derrame de Buenavista del Cobre (BDC) se han rebasado los límites máximos permisibles de contaminantes establecidos en diversas normas que se vinculan con daños a corto, mediano y largo plazo. La limpieza se enfocó en el arroyo Tinajas, y no se realizó mayor actividad de limpieza río abajo -ríos Bacánuchi y Sonora- debido a que el río había crecido por precipitaciones y el material se había sedimentado.

-BDC infringió las normas obteniendo ahorros netos en costos y, por tanto, beneficios económicos de la violación de la normatividad. En palabras de PROFEPA la minera “obtuvo beneficios económicos en virtud de que al no haber invertido recursos económicos tuvo un ahorro neto ya que no realizó las gestiones necesarias para realizar las acciones y presentar los documentos correspondientes, no internalizó los costos ambientales al no haber cumplido con las obligaciones referidas”. Además determina que “existió negligencia por parte de la inspeccionada toda vez que del acta de inspección y de los escritos presentados por ésta se desprende una omisión al no cumplir con sus obligaciones en materia de residuos peligrosos”.

-En la mina no se cumple la normativa ambiental. Según PROFEPA “no hay pozos de monitoreo, no hay valoración física real de contaminación o infiltración de suelos”. Además, “no se confirma técnicamente que las instalaciones cumplan con criterios ecológicos de preservación y aprovechamiento sustentable del suelo”. No hay sistema de captación de fluidos bajo geomembrana de Tinajas 2. BDC no exhibe un plan de muestreo para identificar especies minerales presentes, y al no existir un plan de muestreo no es posible caracterizar la peligrosidad del mineral que se derramó.

-La contaminación de la mina BDC puede provocar graves daños a la salud pública. Las infracciones se consideran graves por las consecuencias que pueden tener para la salud pública ya que durante su proceso productivo la empresa emite partículas suspendidas, las cuales pueden irritar el sistema respiratorio o dañar los mecanismos de ventilación en los pulmones, contribuyendo de ese modo a agudizar enfermedades respiratorias. Además pueden generar desequilibrios ecológicos y provocar afectación de los RRNN o de la biodiversidad.

-No se han realizado los estudios para determinar la afectación real del derrame. En las actas revisadas PROFEPA se compromete a realizar un estudio hidro-geológico y otro sobre la caracterización de la biota terrestre. El compromiso era entregarlos a finales de octubre de 2014 pero ninguno de los dos estudios ha finalizado aún. Tampoco se han presentando la Evaluación de Riesgo Ecológico ni los estudios de valuación de riesgo a la salud humana cuya finalización estaba prevista para noviembre de 2014.

-Buenavista del Cobre admite que los derrames fueron por la falla en el represo poniente en el sistema Tinajas 1. La filial de Grupo México acepta y reconoce en documentos de la PROFEPA que “por la falla en el represo Bordo Poniente en el sistema Tinajas 1 ocasionaron diferentes daños al hábitat, ecosistemas y recursos naturales e hídricos, que requieren de acciones de reparación y remediación orientadas a devolver al estado base los desequilibrios ecológicos y sanitarios causados y/o hacer la compensación correspondiente en su caso.”

-Los represos Tinajas 1 y 2 están en construcción con avances de 50% y 70% respectivamente. La construcción de los bordos 1 y 2 del represo Tinajas 1, lugar donde ocurrió el derrame, no se encuentran contemplados en el informe preventivo “terreros de lixiviación…”. Desde el 10 de mayo de 2013, se había sugerido la construcción de los bordos poniente y oriente para aumentar la captación de solución de sulfato de cobre acidulado (incluyendo agua pluvial). Pese a que la empresa exhibió los planos de ingeniería a detalle para la construcción de estos bordos, al momento de la supervisión la empresa no presentó documentos que acreditaran que las obras de construcción se realizaron de acuerdo al procedimiento establecido en el estudio a que se hace referencia y en los planos de ingeniería a detalle, sin embargo la zona inició operaciones.

 

Como se desprende del análisis realizado, los hechos y las omisiones por los que Buenavista del Cobre ha infringido la legislación ambiental son graves, riesgosos y pueden provocar daños a la salud humana, a los recursos naturales, a los ecosistemas y a la biodiversidad, poniendo en riesgo el equilibrio ecológico y violando el derecho humano a un medio ambiente sano.