PODER

Más de 3.8 millones de contratos públicos en México están bajo la lupa

–TodosLosContratos.mx es una plataforma de análisis de datos, creada por PODER, que evalúa la transparencia, confiabilidad, trazabilidad, temporalidad y competitividad de los contratos públicos realizados en México con dinero federal entre 2001 y 2018.

–La plataforma, primera en su tipo en el país, evidencia malas prácticas en los procesos de contratación pública y en la forma en que estas contrataciones se reportan.

Ciudad de México, 20 de agosto de 2019.- Hoy se lanzó la primera herramienta de evaluación de contratos públicos en México, TodosLosContratos.mx, una plataforma de datos abiertos que analiza más de 3.8 millones de contratos públicos, realizados por más de 10 mil unidades compradoras, con más de 220 mil proveedores.

TodosLosContratos.mx funciona a través de la enorme base de datos de QuiénEsQuien.Wiki, y está compuesta por los contratos públicos obtenidos de Compranet y el Portal de Obligaciones de Transparencia, entre los años 2001 y 2018, y próximamente será actualizada con los datos de 2019.

Entra a TodosLosContratos.mx

El sistema de evaluación, diseñado para la plataforma, pasa por 25 pruebas, cada una con su propio algoritmo, y se agrupa en cinco grandes categorías:

–Transparencia. Si cumple con estándares internacionales de contrataciones abiertas.

–Temporalidad. Qué tanto se respetan los tiempos de los distintos procesos de contratación.

–Competitividad. Si el proceso de contratación fue una competencia justa y abierta.

–Trazabilidad. Si se puede seguir la ruta del dinero y si se conocen los detalles de todos los actores involucrados.

–Confiabilidad. Una organización es tan confiable como el promedio de aquellas con las que se relaciona.

Toda la metodología de análisis es abierta: puede consultarse en enlace, replicarse con cualquier conjunto de datos que use el estándar de contrataciones abiertas y está programada en software libre para potenciar su reutilización.

A partir de los datos arrojados por TodosLosContratos.mx, PODER ha podido identificar una serie de malas prácticas en la contratación pública en México y en la forma en que ésta se reporta, entre ellas la existencia de contratos con importe cero, cambios constantes en los campos de los datos, y títulos que no explican qué se compró, entre otras. Es imposible apuntar a que esas prácticas sean un resultado de la corrupción, pero al menos dejan entrever fallas en cómo se captura la información, el incumplimiento parcial de normativas y la falta de seguimiento a las mejores prácticas en materia de contratación. Para más detalles, se puede consultar el reportaje, publicado hoy: “Las 10 malas prácticas en la contratación pública mexicana.

Las compras públicas son un foco de corrupción, según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito. Entre el 20% y el 25% del presupuesto para compras en el ámbito global equivale al monto de la corrupción y el fraude. En México, según las cifras más conservadoras, esto equivaldría a casi 1% del PIB: en promedio 157 mil millones de pesos en cada año de la administración de Enrique Peña Nieto. TodosLosContratos.mx puede ser un punto de partida para una investigación más profunda sobre estos temas.

A raíz de las evaluaciones realizadas en TodosLosContratos.mx, PODER, elaboró además un informe con recomendaciones para mejorar el sistema de contrataciones públicas en México, disponible aquí y que se entregará directamente a funcionarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Algunas de las principales recomendaciones tienen que ver con la necesidad de que exista un repositorio único de contratos, que éstos tengan validez legal y que los sistemas de publicación de datos estén optimizados para la rendición de cuentas.

“Nos interesa que esta sea una herramienta de vigilancia ciudadana y que promueva la transparencia y la confiabilidad de la contratación pública en México, que tiene aún enormes fallas. Nuestro objetivo es que sea útil para la investigación, el periodismo y el activismo de datos, pero también que sea accesible para cualquier persona que esté interesada en vigilar a dónde va el dinero de sus impuestos”, explica Eduard Martin-Borregón, director de Datos, Periodismo y Tecnologías para la Transparencia de PODER.